Análisis de PS Vita: a fondo

En (PS Vita) por Jordi el 27-02-2012

 

Me he tomado unos días para probar en detalle la nueva PS Vita, porque a la hora de hacer este humilde análisis quería aportar algún valor añadido en cuanto a experiencias personales con la consola y hacer juicios de valor que sólo tienen base si se ha probado a conciencia durante unos cuantos días.

 

La aparición de un nuevo hardware en la industria del ocio digital siempre es una buena noticia para nosotros, los usuarios. Pero, ¿merece la pena su compra? ¿Qué es lo que más destaca? ¿Hay algo mejorable? A continuación comento mis primeras impresiones con la PS Vita.

 

Hardware

 

No voy a meterme con las especificaciones técnicas de la consola en este artículo, porque son bien sabidas por todo aquel al que le importe este tipo de información y están a disposición de todos en Internet. Es sabido que presume de potencia gráfica y que cuenta con diversas características que pueden ofrecer una experiencia de juego muy completa, pero vayamos a las impresiones.

 

La caja contiene los elementos que cabía esperar (cargador, documentación, etc.) y las tarjetas AR Play para los juegos de realidad aumentada mediante el uso de las cámaras de la consola. En los tiempos que corren desgraciadamente no cabía la esperanza de que viniese una funda protectora o un plástico adhesivo para proteger la pantalla, para lo cual tendrás que comprar una funda aparte, y contaba con ello.

 

 

Lo primero que llama la atención al coger la consola es su peso, muy inferior a lo que quizá uno se espera teniendo en cuenta las dimensiones de la PS Vita. Sólo pesa 30 gramos más que la Nintendo 3DS pero resulta mucho más cómoda de coger ya que es mucho más rectangular y se sujeta bien y con firmeza en la parte posterior.

 

Lo segundo que va a despertar tu admiración es la pantalla. Sus 5 pulgadas y la tecnología OLED dan vida a una pantalla con colores vivos, un nivel de negro excelente y un ángulo de visionado que me ha recordado a los paneles IPS del iPad. Recordemos además que este pantallón es táctil y de tecnología capacitiva, respondiendo francamente bien ante nuestros dedos.

 

Tras las buenas sensaciones del peso y la pantalla, uno se pone a analizar el acabado de la consola en cuanto a botones, materiales, conexiones, etc. Aquí tenemos otro hito reseñable que no es otro que la inclusión del segundo stick analógico, algo que se antojaba imprescindible en el modelo de jugabilidad de hoy en día y con el cual solemos mover la cámara a nuestro antojo. Ambos sticks son muy sensibles -verás cómo detectan incluso el leve desplazamiento- pero responden a la perfección.

 

Sí mencionaría que cabe la posibilidad de que alguien con manos grandes se pueda topar con el stick izquierdo al usar la cruceta digital, pero el espacio es el que es y creo que todo está donde debe estar. Los botones X, círculo, triángulo y cuadrado también responden como se espera, pese a su reducido tamaño.

 

Siguiendo con las impresiones del hardware, el sonido ofrecido por los altavoces es el que cabe esperar en unos altavoces de este tipo y dimensiones, aunque se agradece que sean dos estéreo. Lo que sí me ha parecido más que notable es el sonido vía auriculares, ofreciendo una excelente calidad de graves, algo que evidentemente varía en función de si lo pruebas con los cascos que te dan en la Renfe o con unos Beats de Dr. Dre, pero lo he probado con tres distintos y la sensación ha sido muy buena.

 

 

Hay otra novedad digna de mención que es el panel táctil que ocupa casi la totalidad de la parte trasera de la consola y que es una novedad a todas luces. En este aspecto soy algo más reticente ya que no acabo de ver su uso en condiciones normales más allá de momentos puntuales en determinados juegos, como hace Uncharted. Lo digo porque como decía antes esta superficie táctil ocupa prácticamente toda la parte posterior, y es muy normal que al sujetar la consola con las manos acabes apoyando los dedos en la zona táctil, por lo que si está siempre habilitado es probable que acabes haciendo cosas que no querías. De hecho, no sólo yo debo haberme dado cuenta de esto ya que en el Fifa se muestra un icono en la pantalla si se detecta que puedes estar pulsando la zona posterior sin querer. Habrá que ver en el tiempo cómo evoluciona el uso de esta funcionalidad.

 

Ahora lo que muchos están esperando: la batería. Tras varios ciclos de carga he observado que una carga completa me ha durado alrededor de 4 horas de uso. Aquí ya se sabe que depende de si se usa el 3G, de si es juego, vídeo o audio, etc. Pero en líneas generales rondará entre las 3 horas y media y las 5 horas. Una vez agotada la batería, me lleva algo más de 2 horas cargarla por completo. Por supuesto que nos habría gustado que la batería durase más, pero no podemos obviar el monstruo técnico y la gran pantalla que necesita alimentar dicha batería. Por tanto, es aspecto mejorable pero no es una dolencia que no padezca su rival (3DS) o la electrónica de consumo en general (salvando contadas excepciones como el iPad) hasta que no encontremos una solución mejor al polímero de ión-litio.

 

 

PS Vita OS

 

La primera mención del software debe ir para el sistema operativo, especialmente diseñado para la consola aunque Sony ha dicho que servirá para futuros dispositivos. El funcionamiento es mediante pantallas sucesivas con iconos, al estilo de iOS y Android, aunque en PS Vita nos moveremos arriba y abajo entre pantallas con iconos. Para reordenarlos o eliminarlos basta con mantener pulsado algún icono durante un tiempo, por tanto vemos más similitudes con los sistemas operativos antes mencionados.

 

 

El sistema funciona muy fluido, sin ralentizaciones ni problemas hasta el momento. La tienda virtual de la PS Store también funciona como esperaba, con secciones dedicadas de forma clara y de hecho mantiene los mismos contenidos que la Store de PS3 en cuanto a contenidos audiovisuales. Igual en todo, hasta en precios, costando lo mismo los alquileres y las compras de películas en PS3 y en PS Vita, algo que no me parece muy justo ya que no se puede comparar ver una película en una PS3 conectada a una televisión LCD/LED/Plasma que en una PS Vita. De todos modos funciona bien y la velocidad de descarga es aceptable, aunque debo decir que he comprado una película y las escenas con mucho negro se veía algo pixelado, mientras que las escenas con más colores están a un nivel magnífico.

 

Cada vez que abramos una aplicación, ya sea un juego, la Store o cualquier otra aplicación, se muestra una especie de pantalla de inicio de dicha aplicación, añadiéndose un icono a la parte superior de la pantalla de forma que veamos qué aplicaciones tenemos abiertas. Todas las que estén abiertas quedan accesibles mediante un deslizamiento lateral, y para cerrarlas tendremos que arrastrar la pestaña superior derecha hacia abajo. Es más difícil de explicar que de hacer, y una vez visto y hecho dos veces queda muy claro cómo funciona el sistema. A tener en cuenta: sólo podremos tener un juego abierto, por lo que si tienes un juego puesto, sales al menú de inicio y quieres poner otro juego que tengas descargado o una demo, te obligará a cerrar el otro juego. Digamos que es una multitarea de aquella manera…

 

 

Juegos

 

¿Qué sería de una consola de videojuegos sin juegos? El catálogo de lanzamiento de PS Vita es cuanto menos variado, ya que tenemos juegos de conducción, aventuras, lucha, deportes y casi todos los géneros están representados con algún título. Y si no, lo estarán en breve ya que hay muchos juegos anunciados para el futuro de la nueva portátil de Sony (Mortal Kombat en primavera, Call of Duty en otoño…), además de que hay un E3 dentro de unos meses en el que seguro que se presentarán bastantes novedades.

 

En mi caso me he hecho con siete títulos de lanzamiento, cinco en formato físico (Wipeout 2048, Rayman Origins, Ultimate Marvel vs Capcom 3, Virtua Tennis 4 y Fifa Football) y dos en formato descargable (Super Stardust Delta y Hustle Kings). Mis primeras impresiones tanto con todos ellos como con las demos de otros títulos como Uncharted: El Abismo de Oro son en general muy positivas, si bien lo más prometedor queda claro que está por llegar.

 

 

Hora de comentar mis primeras impresiones con los juegos. Ultimate Marvel vs Capcom 3 me ha sorprendido gratamente, ya que tenía mis serias dudas acerca de cómo de preciso y cómodo sería el control en PS Vita para un juego de lucha que requiere tanta destreza y rapidez de movimientos con el pad. No sólo responde perfectamente a nuestros movimientos con la cruceta sino que el juego es un port prácticamente idéntico a la versión de consolas de sobremesa, con una vistosidad, unos colores y un aspecto visual en global que son dignos de verse de cerca.

 

Wipeout 2048 es un Wipeout en toda regla, con todo lo que ello conlleva. Es una de esas sagas míticas de Playstation que pese a correr a 30 frames por segundo presenta una velocidad endiablada sin que haya rastro de popping ni ghosting, algo que dice mucho del motor gráfico SGX543MP4+ y de la calidad de la pantalla OLED y que me hace pensar que será las delicias para los jugones de títulos que requieran movimentos frenéticos. Con unos circuitos muy vistosos y un acabado en general que ya vislumbra de qué es capaz la consola, sólo debes tener en cuenta que el nivel de exigencia en la conducción de las naves futuristas es el de un Wipeout hecho y derecho, y no será trivial no ir dando bandazos de lado a lado.

 

En cuanto a Virtua Tennis 4 diría que le sienta muy bien una consola como PS Vita. Quizá es porque concibo los juegos de tenis como ideales para echar unos cuantos partidos rápidos y no un género que invite a estar horas recorriendo un mundo en plan Skyrim, la portabilidad de la consola hace muy deseable un juego como este, sobre todo si el resultado es tan notable. Las pistas lucen estupendamente, sobre todo la central de Roland Garros tal y como podéis ver en la captura que os he hecho.

 

 

Hablando de capturas, podéis hacer capturas de pantalla de PS Vita apretando al botón PS y a Start al mismo tiempo, aunque en algún título os podéis llevar la sorpresa de que el desarrollador ha deshabilitado dicha opción, como me ocurrió al intentar capturaros Ultimate Marvel vs Capcom 3. Una vez hechas las capturas podéis pasarlas al ordenador mediante el gestor de contenidos, que se autoinstalará en el PC al conectar la consola mediante el cable USB y donde creará carpetas en las ubicaciones que tú le indiques para dejar allí las imágenes y vídeos correspondientes, así como acceder a ellas desde Vita para volcar datos desde el PC a la PS Vita.

 

Volvamos a los juegos. Fifa Football, por ejemplo. Situado en el precio más alto junto con Uncharted (50 €), ofrece la mejor versión del fútbol virtual en cualquier sistema portátil hasta la fecha. Ojo, no he dicho que sea igual que el Fifa 12 que tenemos en PS3 y Xbox 360, porque no lo es. Para empezar porque es uno de los títulos que adolece la inexistencia de los segundos gatillos, los cuales Fifa sí utiliza para diversas acciones. También he observado leves ralentizaciones en momentos puntuales y la velocidad del juego no es tan alta como en sobremesa, pero de momento es lo más cercano que hayamos visto, y para los que somos futboleros es una maravilla ver un Fifa tan pequeño pero que desprende esa jugabilidad a Fifa inequívocamente y que le ha convertido en el que hoy por hoy es el rey del balompié virtual.

 

Rayman Origins es un título que entra por los ojos, la verdad. Considerado como el gran plataformas de 2011, Ubisoft ha conseguido que su joya luzca igual de bien en PS Vita. Y es que en el caso de Rayman es donde es un auténtico gustazo la pantalla OLED y sus colores tan vivos e intensos, algo de lo que presumen los paisajes y escenarios de Rayman Origins. Fresco, divertido y vistoso, se presenta como uno de los mejores juegos de lanzamiento de PS Vita, sobre todo si no tienes la versión de las consolas de sobremesa, claro está.

 

Del resto de juegos que he probado haría una mención a uno de los que más expectativas le tenía, que no es otro que Uncharted: El Abismo de Oro. Como podéis ver bajo estas líneas, el juego presenta algunos detalles técnicos que sorprenden a cualquiera. Mi captura no hace justicia a lo bien que se muestra, por ejemplo, el fuego y el humo volumétrico, pero (y aquí viene el “pero”) hay dos cosas que no me han convencido de Uncharted como para comprarlo ahora de inicio: una es que hay otras zonas, como las de francotirador, que bajan muchos enteros en la calidad mostrada en otros momentos, y la otra es que da la sensación de que se ha querido mostrar la integración con todas las nuevas variables de la consola (panel táctil trasero, cámaras, pantalla táctil frontal, acelerómetros, giroscopio…), a cualquier precio. Que no se me malinterprete, Uncharted es fiel a su estilo -pese a no haber sido desarrollado por Naughty Dog- y muestra como pocos de qué es capaz PS Vita, pero simplemente hay pequeños detalles que han invitado a retrasar su adquisición.

 

 

Super Stardust Delta es un juego al que le viene como anillo al dedo el segundo stick analógico, ideal para disparar como es de rigor en un juego de este género. Muchas luces y mucho frenesí en un título interesante aunque quizá no a la misma altura que el resto (tampoco lo pretende y su precio así lo demuestra). En cuanto a Hustle Kings, pues un juego de billar a la vieja usanza, eso sí, con una gran factura técnica, ofreciendo mucha precisión en los disparos y un buen tutorial de aprendizaje.

 

Sobre otros títulos que he probado, me ha sorprendido la falta de fluidez en Modnation Racers, con una jugabilidad bastante mediocre, y la buena impresión audiovisual que provoca Lumines Electronic Symphony, siendo una especie de Tetris al ritmo de la música electrónica donde no podrás ni pestañear si quieres mantenerte en la partida. Además, como comentaba antes, hay un catálogo en ciernes que traerá a Vita muchos otros títulos de renombre, como el Silent Hill que aterriza el mes que viene y otros tantos que conocemos o desconocemos.

 

 

Conlusiones

 

No podemos olvidar el precio de PS Vita: 249 euros el modelo sólo WiFi y 299 euros el modelo 3G/WiFi. Os recuerdo que 250 euros es lo que viene a costar hoy en día una Xbox 360 o una PS3… Si le sumáis una funda y al menos un par de juegos estamos hablando de unos 400 euros sin despeinarnos. No dudo que el coste de producción sea elevado, pero la experiencia vivida con Nintendo 3DS, la cual rebajó 80 euros su precio a los pocos meses tras un inicio precario en ventas y que se ha visto catapultada hasta haberse vendido como rosquillas, me hace pensar que las cifras de ventas no van a coger un buen impulso hasta que PS Vita no rebaje su precio por debajo de los 200 euros.

 

 

Con todo lo dicho en estas líneas, creo que queda claro que ahora mismo su compra es recomendable hoy en día sólo para jugones que quieren tener lo último en sus manos. PS Vita es una gran consola que no ha hecho más que mostrar los dientes, ahora el tiempo dirá si resulta ser un acierto o no, pero Sony ha metido en su esbelto cuerpo todo cuanto ha podido para que ahora sean los desarrolladores y los usuarios los que decidan si Vita triunfa o no. En cualquier caso, cuando dentro de unos meses llegue una rebaja y el catálogo sea más amplio, empezaremos a ver la auténtica batalla por la victoria en el terreno de las consolas portátiles.

pixelstats trackingpixel

Comentarios:

2 Comentarios en “Análisis de PS Vita: a fondo”


  1. Bueno, pues veremos cómo evoluciona el precio y los contenidos 🙂


  2. Yes. De momento las bases están, ahora debe crecer.

    Gracias por haber leído el ladrillo xD

Deja un comentario