Bricomanía nivel experto: un Mini Cooper convertido en el sillón de juegos definitivo

En (Coches, Tecnología, Varios) por Jordi el 23-04-2011

 

A este paso se va a convertir en una sección. Si hace poco veíamos una recreación casera de ni más ni menos que el Big Bang o cómo hacer un avión de papel con un robot de un millón de euros, hoy traemos un trabajo artesanal bastante extravagante que hará poner el grito en el cielo a algunos y babear a otros.

 

No sé en qué momento se le ocurre a uno cortar -literalmente- la parte frontal de un Mini Cooper para convertirlo en un sillón de ocio, pero por lo visto David Gawthorpe tuvo ese momento. Este diseñador tuvo esta feliz idea, y ha hecho del morro del Mini un auténtico sofá del jugón: sillón, una Xbox 360 embebida en el chásis, sistema retráctil de pedales y volante, sistema de sonido con amplificador de 500 W, lásers, luces estroboscópicas, sitio para sujetar el refresco y hasta máquina de humo integrada.

 

¿Todavía en shock? Pues ahí no acaba la cosa, porque en la parte trasera tiene una nevera, un dock para cargar el iPod, ranura para auriculares y el asiento incorpora un sistema “Butt kicker” que hace que vibre cuando detecta sonidos de balas, ideal para tus partidas al CoD. Si te animas a pedirle uno, prepárate a soltar algo más de 9.000 euros del ala. Tras el salto tienes un par de fotos más. Impressive

 

 

pixelstats trackingpixel

Comentarios:

2 Comentarios en “Bricomanía nivel experto: un Mini Cooper convertido en el sillón de juegos definitivo”


  1. Qué pasada! Yo no tengo espacio en casa, me conformo con que me lo deje de vez en cuando xD Lo alquila? xD


  2. Es un pasote. Yo si no tengo sitio en casa, lo hago xD

Deja un comentario