Food photography

En (Weekly Shots) por Maria el 05-06-2012

 

La fotografía de alimentos es una de las más comunes. Nos rodea permanentemente sin que la lleguemos a observar. Ya sea fotos de la noche pasada en el restaurante que alguien publicó en su cuenta de Twitter o las de las cajas de comida congelada guardadas en el refrigerador, las de las revistas o las que llegan en las publicidades de supermercados.

 

Al mismo tiempo, es una de las técnicas más difíciles de la fotografía que requiere un minucioso trabajo de preparación, composición e iluminación. Fotografiar alimentos permite que nos concentremos en el resultado de la imagen mucho más que en otro tipo de fotografía, así como en un trabajo creativo de múltiples posibilidades.

 

El plato ha de estar preparado con mucho cuidado y los alimentos colocados con precisión y estéticamente decorados. Los más vacíos se verán más elegantes. El entorno (manteles, cubiertos, vajilla, texturas o superficies e incluso colores que contrasten con los alimentos) darán un toque elegante según qué propósito.

 

La iluminación es el más importante de los factores a considerar. La mejor parece ser la luz natural como de costumbre aunque otros aconsejan utilizar reflectores para rellenar sombras o luces pequeñas para resaltar texturas. Las fuentes, en cualquier caso, deben ser bajas y laterales.

 

El balance de blancos o mejor dicho su ausencia puede convertir una imagen creativa en una pálida o completamente falsa. El ángulo es importante también. Se buscará mostrar tridimensionalidad del plato con ángulos entre 10 y 45 grados.

 

En cuanto al enfoque, todo depende del propósito: gran profundidad de campo para mostrar todo el plato o enfocarse en un elemento visual significativo.

 

 

 

 

 

 

 

pixelstats trackingpixel

Deja un comentario