Los radares de tramo estarán puestos a primeros de 2010

En (Coches) por Jordi el 26-10-2009

 

Dentro de unos meses la DGT ya tendrá desplegados en nuestras carreteras los primeros y tan rumoreados radares de tramo, con los que ya no valdrá frenar cuando pasemos bajo el radar ya que tomará dos fotos de nuestro coche, en dos puntos separados unos kilómetros, y sacando la velocidad media del tramo examinado dictaminará si hemos debido rebasar la velocidad máxima o no.

 

Según la DGT, los primeros radares de este tipo estarán ubicados en túneles peligrosos, como el de Guadarrama en la A6. Pero conociendo el afán recaudatorio de la DGT no las tengo todas conmigo; no olvidemos que la gran mayoría de los radares están ubicados en tramos rectos de autovías y autopistas donde no hay peligro latente de accidente. Es más, en 2008 más del 60% de los accidentes mortales fueron en carreteras secundarias, donde menos radares hay. Pero veamos por qué nos va a ser casi imposible evitarlos.

 

No va a servir de nada cambiar de carril, ya que todos los sensores están interconectados entre sí. Además, funcionarán de día y de noche mediante una iluminación por láser invisible al ojo humano. La fotografía de la matrícula y fecha exactas serán enviadas por fibra óptica al centro de gestión de multas de tráfico.

 

La DGT ha manifestado que en su momento avisarán de la ubicación de todos los nuevos radares cuando estén en funcionamiento (ya están en pruebas), y que serán indicados con la misma señalización que los radares fijos.

 

Pero hay un dato más, y que en mi opinión roza la perrería. Son conocidos los semáforos que pasan a ponerse en rojo cuando se ha superado en los metros previos la velocidad permitida. Pues bien, lo que pretende la DGT es aplicar estos radares de tramo también en zonas con semáforos de este tipo, poniéndose en rojo justo cuando pasemos. De esta manera, se sancionaría la infracción de saltarse el semáforo en rojo, la cual supone no sólo cuantía económica sino también la pérdida de 4 puntos.

 

Soy el primero que siempre ha defendido la sensatez al volante, que es la vida de todos la que está en juego. Pero este enfoque de la DGT no me parece bien, sobre todo cuando se ve tan claramente que hay más afán de dinero que otra cosa. De hecho en Alemania hay tramos de una red de autopistas donde no hay limitación de velocidad, y la tasa de mortalidad es infinitamente menor que en España. Pero claro, unas infraestructuras muchísimo mejores (carreteras mejor asfaltadas, mejor peraltadas, con mejor visibilidad, menos puntos negros…), un parqué automovilístico mucho más joven que el nuestro (los coches son más nuevos, y por tanto con muchas más medidas de seguridad) y un civismo en general muy superior al de los conductores españoles, hacen el resto.

pixelstats trackingpixel

Deja un comentario