Primeras impresiones con “ModNation Racers”

En (Playstation 3) por Jordi el 20-05-2010

 

Si tienes una PS3 y te gustó Little Big Planet y/o eres fan de Mario Kart, deberías probar ModNation Racers, el nuevo título exclusivo de la consola de sobremesa de Sony. Ya está disponible su demo en la Playstation Store, con un peso casi exacto de 1 GB. Tras la instalación de rigor (¿por qué Sony nos obliga a instalar las demos y en Xbox 360 no hace falta?) podrás catar la demostración del singular juego de United Front Games.

 

El juego conserva la estética del título de Media Molecule pero llevado a unas carreras arcade con la más alta personalización a todos los niveles. Si no pudiste probar la beta y el juego te despierta curiosidad, ya puedes probarlo. De todos modos, te contamos nuestras primeras impresiones con el juego.

 

La demo, como toda versión gratuita de prueba al uso, sólo nos dejará probar unas pocas opciones, pero serán suficientes para que nos quede claro el concepto: ModNation Racers es el juego de conducción arcade más desenfadado y personalizable que te puedas haber encontrado hasta la fecha.

 

Los personajillos -llamados Mods– disponibles en la demo son unos pocos, pero no hay más que ver vídeos que circulan por internet para ver que podremos hacer que nuestro Mod adopte atuendos de todo tipo. Además, podemos partir de un Mmod base y empezar a ataviarlo con estampados, ropa, cascos, objetos… La lista es extensísima, así que le podremos dar un toque único a nuestro pequeño amigo.

 

También podremos crear nuestro propio kart, sacando ese amante del tunning que llevamos dentro y tirando de vinilos, motivos y alerones varios. Eso sí, las modificaciones no pasarán del efecto estético, ya que no alterarán en nada el comportamiento del vehículo en carrera.

 

 

Por otro lado tenemos los circuitos. Y esto es quizá lo que más me ha gustado: el editor de circuitos. En la demo sólo podemos correr en un circuito (aunque en el juego hay 28 incluidos de serie por los desarrolladores) y podemos usar el editor para crear el nuestro partiendo de uno sólo como base (hay varios parajes base pero sólo está desbloqueado uno).

 

¿También pensabas que sería difícil eso de ponerse a crear un circuito, con su trazado, paisaje, desniveles, objetos y demás? Pues desengáñate como yo probándolo, porque el editor es sencillamente perfecto. Para empezar conduciremos la máquina de asfaltado, dejando a nuestro paso el trazado que queramos, y teniendo en todo momento la miniatura de cómo nos está quedando o poder autocompletarlo si nos hemos cansado de hacer eses.

 

Después, unos menús muy intuitivos nos dejarán poner relieve al paisaje o al circuito, colocar todo tipo de construcciones donde queramos (molinos, iglesias, casas, etc.) cambiando su tamaño con el mismo cursor y un montón de cosas más, pero todo ello muy fácil de usar. Además, puedes probar cuando quieras a dar una vuelta por tu circuito, para que compruebes si estás haciendo algo decente o estás haciendo el cabra a base de probar todas las opciones -te aseguro que no serás el primero, ni el último-. Lástima que en la demo no podamos utilizar después ese circuito para correr contra la máquina… Podemos guardarlo, pero lo podremos utilizar sólo si acabamos comprando el juego.

 

 

No hay que pasar por alto el potencial que implica el factor online del título. Si tú crees que te ha quedado un circuito apañadete y resultón, espera a ver lo que ha podido hacer gente con mucho tiempo libre arte. Poder ver y descargar los circuitos de usuarios de todo el mundo y usarlos en tus partidas offline y online le da a ModNation Racers una vida casi infinita.

 

En cuanto a las carreras en sí, frenéticas, como era de esperar. La conducción es extremadamente arcade (demasiado para mi gusto quizá). Como si del mismísimo Mario Kart o Wipeout se tratase, en el trazado habrá zonas con símbolos en el suelo donde cogeremos un arma al pasar por encima. Un arma que podremos lanzar con el botón cuadrado y que, a pesar de haber algunas chulas y presentar niveles incrementales de daño, no incurre en una excesiva variedad. Con el botón círculo activaremos un escudo que nos protegerá ante los ataques de nuestros rivales, y con el L1 activaremos un turbo momentáneo, ideal para ese repris extra en la recta de turno.

 

 

Por si lanzar rayos o cohetes no fuera suficiente, con el pad direccional podrás soltar galletazos a ambos lados de tu kart, por si el macarrilla de tu enemigo se acerca a saltarte la pintura metalizada y tú ya has dado los tres partes de este año. También podrás derrapar con el botón X, consiguiendo bonificaciones si haces un derrape largo y sin chocar con ningún obstáculo.

 

La tasa de frames se ha mantenido estable en todo momento, incluso cuando se ha empezado a liar parda con misiles por aquí, rayos y centellas por allá, aunque no esperaba menos de un título así a estas alturas de generación. Eso sí, no me ha convencido nada la posición de la cámara, muy baja y cercana al kart, algo que no pasaría de un engorro de medio segundo si no fuera porque no hay opción de cambiar de perspectiva -o yo no he sabido encontrarla-. También me han parecido un poco largos los tiempos de carga, y por lo visto es algo que no ha cambiado en la versión final del juego.

 

En resumidas cuentas, un juego devertido, con unos personajes la mar de simpáticos y en unas carreras bastante entretenidas, pero cuya mayor baza creo que sigue siendo la riqueza que plantean sus vastos editores y la comunidad online que se va a generar alrededor del título. ModNation Racers sale a la venta hoy mismo, y como guinda, te dejamos con la review de IGN.

 

pixelstats trackingpixel

Deja un comentario