Que no me entere yo de que pasa hambre

En (Varios) por Jordi el 24-02-2011

 

Con este sensacionalista y frontal título que se me ha ocurrido para bautizar el post, ya se sabe por dónde va la cosa, ¿verdad? Efectivamente, entre posaderas anda el juego. Que tire la primera piedra aquél que no se haya deleitado alguna vez con un culo ajeno por la calle. Ojo, y no me refiero sólo a nosotros, sino también a vosotras. Y es normal y natural, porque lo bonito gusta, atrae.

 

Bajo esta premisa, dos apuestas chicas neozelandesas (Jessie y Reanin) sabedoras de que sus traseros son el detonante del efecto girasol a su paso por la calle (el efecto que provoca que giremos la cabeza en sintonía con sus culos), decidieron montar una cámara en sus ajustados vaqueros para comprobar de primera mano qué es lo que realmente ocurre a sus espaldas mientras pasean por Los Ángeles.

  

 

Evidentemente, se trata de una campaña de marketing viral encargada por Levis a la agencia Colenso BBDO de Auckland para promocionar un nuevo modelo de vaqueros. ¿Conclusiones? Como habrás visto, un buen culo despierta la atención de todos, ellos y ellas.

pixelstats trackingpixel

Comentarios:

5 Comentarios en “Que no me entere yo de que pasa hambre”


  1. Jo! Jo! y Jo! No podían haber hecho la misma campaña pero con culos de tíos? No hay derecho!!! Que hay tíos que tienen culo, leñe …. y bien bonito jajajaja


  2. Ehhh han quitado el vídeo!! 🙁


  3. Repuesto! 😀

    Y qué más te da que fuera de tíos María? Si no se ven igualmente en el vídeo jajajaja


  4. Uhm…si la intención es que me dé por comprar esos vaqueros van muy mal :S (y no digo de culo porque lo mío no son esos chistes xD)

    Como mucho me podrían dar ganas de ponerme una cámara yo también a ver…xDDD


  5. Yo me deleito igual tanto si se ven en todo su esplendor como si no… Si todo es una cuestión de echarle imaginación jajajaja 😀 y de eso vosotros sabéis un rato… Tú estate pendiente por si sale la susodicha versión 😉

Deja un comentario